Una niña NORMAL

1 diciembre 2005


Si escribiéramos sobre una niña que no posee nada de publicidad, que escucha pop japonés, que siempre va andando o en bicicleta a todos lados y que el portátil siempre le funciona, no podríamos
decir que estamos hablando de Lol. Es todo lo contrario a esto.

Vamos a definirla:

A Frikilol le encanta salir a bailar, mueve las caderas como nadie, mientras sale despedida hacia un lado y otro del autobús intentando solicitar parada. Ha ganado varios Tussam de Oro por sus amenas tertulias junto con dos mosqueteras que a veces tienen el valor de acompañarla, aunque están un poco ofendidas porque no quiere ser D’Artagnan. Y aunque vive en el autobús, conserva su bono como el primer día y nunca le pita por estar arrugado.

Otras de sus habilidades es el manejo del paint, con el que hace magníficos collages (Frikilol, ¡apúntate a Bellas Artes!) Con él y su portátil, que funciona a las mil maravillas, decora su blog con colores muy relajantes y agradables a la vista (he tenido que meter mis ojos en bolsitas), ¡¡serás fitipaldi!!

Es una chica muy aplicada que va a todas las clases. Está muy integrada en el grupo de Tecnología, es la líder, siempre le piden opinión y no hacen nada si ella no da el visto bueno. Le encanta hacer sudokus mientras oye de fondo la dulce voz de la loca de estructura, que habla flatá, (o también esperando a su amado Tussam). Pero a quien de verdad admira es a su antiguo profesor de Estética, lo que le obligó a tender varias veces sus apuntes porque estaban llenos de babas.

Frikilol está deseando sacarse el carnet de conducir. Pensamos que para vengarse de ciertos policías que por poco la atropellan. Miedo nos da, nos la imaginamos con cara de velocidad haciendo las curvas rectas mientras los peatones salen corriendo aterrorizados. ¿Tendrá algo que ver haber nacido en Halloween o ser fan de Tim Burton? Pero si algún día queréis que la que pase miedo sea ella, ponedle música que no suene a rock español (Spich hizo la prueba y casi no sale viva, acabó con los auriculares colgando de la nariz).

Querida Frikilol, cuando leas esto seguro que piensas: “Tengo hambre”. Te dejamos comprarte una palmera, pero… ¿Tú sabes cuánto chocolate tiene una palmera de chocolate?

Post escrito junto con Ene

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: