Vuelta a la rutina

15 abril 2007

Sonido metálico, repentino, la puerta se cierra. Una leve despedida sale de mi boca, con paso ligero alcanzo el escalón.

Mis pasos suenan distintos entre los adoquines mojados. Hoy la llovizna irregular me impide oír el rechinar de cera que la Semana Santa dejó como recordatorio a los viandantes de las calles sevillanas, compañero de viaje con el que disfruto de una travesía llena de experimentos para ver cómo suena más la goma contra la piedra…

Comienzan a caer las gotas de nuevo, miro el reloj, voy justa de tiempo.

Enfilo la calle Sierpes, siempre llena de gente con ganas de detenerse mucho y andar poco. Por aquí el ritmo suele ser pausado, lento, de contemplación. El que hay lo marca la gente de aquí cuando no están de tiendas y zigzaguean entre los escaparates. Me sumerjo entre el bullicio y comienzo la carrera de obstáculos a contrarreloj.

La lluvia sigue indecisa, para de nuevo.

Noto el aumento de extranjeros en Sevilla casi inmediatamente, Sierpes se convierte en Babel, distintos acentos e idiomas llegan a mis oídos mientras adelanto a toda prisa a los dueños de esas palabras. La melodía de un acordeón que revienta un conocido pasodoble me marca el ritmo, más adelante, un violín solitario competirá con él por unos céntimos, se mezclarán las dos canciones, ganará el violín, por cercanía. Los extranjeros más calurosos comienzan a mostrar sus piernas al aire, faltas de sol. Una pareja joven se cruza en mi camino, cogidos de la mano. Doble envidia.

Detrás del Ayuntamiento, comienza una operación inversa a la de hace unas semanas: desaparecen palcos poco a poco. Vuelvo a mirar el reloj, aprieto el paso.

Ahora la mitad de la acera está ocupada por puestos con postales y recuerdos de Sevilla, la otra mitad, de ingleses que buscan sin prisas el regalo perfecto para el familiar que dejaron allí y con el que, a la vuelta, revivirán sus peripecias por España poniéndole, de camino, los dientes largos. Esperar a que perciban mi presencia y me cedan el paso es garantía de llegar media hora tarde a clase de inglés, echo un vistazo a la carretera y me bajo de la acera.

Cerca de la catedral, observo los naranjos blancos por el azahar. La lluvia también me priva hoy del olor andaluz. Giro la esquina, los coches de caballos se han duplicado. Elimino el pensamiento hostil que seguía rondando por mi cabeza hacia la lluvia y le agradezco que borre los olores de la ciudad. Cruzo la plaza, ya soy una experta esquivando mesas y fotos de recuerdo. Lanzo una breve oración para que hoy no me paren para inmortalizar la prueba definitiva a mostrar al familiar de que estuvieron en Sevilla, con La Giralda al fondo, testigo resignado. He tenido suerte, parece que llegaré bien, esto me pasa por salir justa de tiempo en la hora punta de rutas turísticas por Sevilla.

Último tramo de tiendas de souvenirs. Hoy, sus dueños añaden paraguas e impermeables a la colección, esperando que la promesa de sol haya hecho dejar este tipo de objetos en casa hasta a los extranjeros más precavidos.

Cruzo el umbral y me adentro en el patio del edificio, con una sonrisa me digo que ahora sí que la espera terminó, el rompecabezas comienza a montarse solo.

Tímida lluvia primaveral, un legado en las calles de la pasada Semana Santa, naranjos cuajados de azahar, un aumento de guiris por las calles, ropas más coloridas, temperatura más agradable…

La operación primavera está completa, ahora tan sólo me falta la crisis alérgica.

Anuncios

3 comentarios to “Vuelta a la rutina”

  1. eusha-chan Says:

    Muy bonito, pero con las letras color negro me ha costado leerlo….ya te vale 😛

  2. Ireninach Says:

    Eso, qué manía de cambiar el color a la letra siempre ARg, ya te dije, a mí me gustó mucho ^o^. Ahora sólo te falta contar la vuelta y mi aparición en la plaza de detrás de la catedral ñ_ñ

    Ñacurutú.

  3. Buentes Says:

    Está muy bien Espechan. He podido ver perfectamente el camino y el final me encanta, me siento reflejado con eso de la alergia, aunque a mí no me dan crisis… lo mío es un “puteo” continuo (mal dicho, lo siento) desde Marzo a Julio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: