Papel mojado

28 marzo 2008

A falta de ideas para el blog, os dejo aquí un artículo sobre el Sierra Nava que tuve que escribir para “Literatura y Periodismo”. Espero que os guste ^w^

 

     Claudia siempre miró el mar con ojos soñadores. Era el protagonista de sus fantasías infantiles construidas con piratas que atacaban a comerciantes, galeones hundidos preñados de tesoros. Le encantaba hacer navegar por las tardes en las aguas de una fuente a la que los turistas pedían deseos, sus apuntes sobre griegos y fenicios que surcaban los mares para comerciar. Botaba barquitos de papel e imaginaba que los corsarios los asaltaban en un intento por robar las canicas que pasaba al otro lado.  Como ya les ocurrió a las civilizaciones de sus notas, parte de la mercancía acabó en el fondo. Pero la celulosa no ensucia lo mismo que el papel encerado. Los tiempos cambian, y lo que antes era madera y tela de popa a proa, ahora es metal y fuel. Antes sólo jugaba Claudia, ahora juega medio patio de colegio a transportar canicas de un lado a otro de la fuente.

     El Sierra Nava era otro barquito de papel más de los que circulaban en el Estrecho. Igual que el New Flame o el Prestige. Cada día circulan por nuestras aguas cientos de barcos anónimos de los que sólo se conocerá el nombre en caso de que la canica se hunda en el fondo. Ocurre de tarde en tarde, pero un día, el desagüe se atasca y el agua rebosa, vertiendo aguas sucias. Vendrán entonces los políticos como turistas enojados por un salpicón inoportuno en sus ya no tan inmaculados calcetines, inculparán al hijo del compañero de asiento por tirar  una naranja agria culpable del hundimiento con demasiado tino. Los grupos ecologistas, como vecinas en el balcón que observan todo el espectáculo, proclamarán a los cuatro vientos que se veía venir, que la fuente estaba muy sucia y que nadie hacía nada. Y entre todos, buscarán a una cabeza de turco, la proclamarán culpable y le impondrán como sanción pagar o limpiar el desperfecto.

     La grasa no sale bien del algodón blanco. Las multas y las disputas políticas en este caso, son lo de menos. No vale una limpieza, no vale un arreglo. Si el mármol se agrieta, la masilla puede cubrir el desperfecto, pero el daño siempre estará ahí. Las canicas se amontonaron impidiendo la salida natural del agua. Las monedas herrumbrosas dejaron una indeleble huella semicircular en el fondo. La fuente ya no canta, llora lágrimas negras que manchan la piedra. La contaminación ahogó a los peces anaranjados. ¿Quién lavará ahí la manzana de la merienda? ¿Quién se la llevará a la boca?. La fuente  es el centro del sistema de irrigación de un patio de herencia andalusí.  Por las acequias del jardín lleno de naranjos en flor corre el agua contaminada.

     Las naciones seguirán jugando a los barquitos mientras el mar se llena de esqueletos que sirven de hogar a una cantidad cada vez menor de peces. Los mástiles de madera, los tesoros escondidos en la bodega, las mercancías griegas y fenicias que no llegaron a puerto yacen en el fondo junto a montones de hierro, como si quisiéramos hacer un muro de contención. En el caso del Sierra Navas, el papel mojado y algunas monedas fueron retiradas. Se limpiaron los bordes, pero quedaron marcas donde antes había céntimos.

     Quien sea el responsable, ya da lo mismo. Los cazatesoros de mañana encontrarán algo más que ánforas y galeones hundidos entre la arena del fondo.

Anuncios

2 comentarios to “Papel mojado”

  1. Ireninach Says:

    Cómo mola…

    Jo…

  2. Manué Says:

    La primera vez que te escribo en el blog! Lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca. El artículo está perfe, que envidia me das!! Poder escribir así, enga un beso Manué


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: