Welcome to the… paradise?

14 julio 2008

En el paraíso la gente se levanta a las 7, apura la leche mientras se enfrían las tostadas, revisa el correo en pijama, busca algo de información en el ordenador y abre la puerta a la madre pródiga que llevaba una quincena en Londres con un gesto de bienvenida. Ese rinconcito de mi casa al que llamo cuarto y que esconde libros y papeles en los rincones más insospechados, es mi paraíso personal y el hogar,  el Edén compartido. Después, se preparan apuntes varios mientras una se viste y piensa en ejercicios de inglés para los niños. El reloj mueve sus agujas imperturbable, las 9 se acercan sin piedad.

La rutina estructura las horas del paraíso mientras la gente baja sobre las 10 a la playa y vuelve a la hora en la que el sol más aprieta. El fresco recorre los rincones sanluqueños, los veraneantes pasean tras él de aquí para allá y las mujeres empujan el carro de la compra. Pero la rutina se quebró cuando las sirenas rompieron el silencio de la siesta. Un camión se encontraba con una motocicleta en la que iban dos adolescentes. Uno no sobrevivió al impacto. Voló del paraíso del Sur a otro un poquillo más arriba. En una localidad donde la media es de dos motos por familia y la gente pasea sin casco, la tragedia se repite más tarde o más temprano…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: